Buscar en toda la web

CalendarioEventos

       
  
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Noticias

Reunión de inicio del proyecto internacional FoodSens, liderado por ANFACO-CECOPESCA, que busca soluciones basadas en la sensórica para velar por la seguridad alimentaria

Vigo, 5 de mayo de 2019. Esta mañana se ha celebrado, en la sede de ANFACO-CECOPESCA, la reunión de lanzamiento del proyecto FoodSens, "Transferencia de tecnologías sensóricas para prevenir riesgos alimentarios”, a la que han asistido representantes de todas las instituciones que forman parte del consorcio internacional que lo llevará a cabo. El proyecto está financiado por Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), en el marco del programa de cooperación Interreg V A España- Portugal (POCTEP) 2014- 2020. Las opiniones son de exclusiva responsabilidad del autor que las emite. Este programa promueve la investigación científica y el desarrollo tecnológico de la región transfronteriza con el objetivo de mejorar la competitividad del tejido empresarial.
Representantes del consorcio internacional del proyecto FoodSens esta mañana en la sede de ANFACO-CECOPESCA. En el centro de la imagen, la investigadora Ana G. Cabado, que lidera el proyecto desde ANFACO-CECOPESCA.
 
Los integrantes del consorcio son, por parte de Portugal, el Instituto de Ciencias y Tecnologías Agrarias y Agroalimentarias de la Universidad de Porto (ICETA), la Asociación portuguesa de Productores de leche y carne (LEICAR) y la Universidad de Minho; y desde Galicia, además de ANFACO-CECOPESCA, que lidera el proyecto a través de su área de investigación en Seguridad alimentaria, colaboran el grupo MICROTEC del Instituto de Investigaciones Marinas (CSIC) y el Centro de Investigaciones Biomédicas (CINBIO), de la Universidad de Vigo. Durante la reunión celebrada esta mañana se han presentado las actividades que cada institución llevará a cabo en los próximos 6 meses.

El objetivo principal del proyecto FOODSENS es el desarrollo de sensores miniaturizados "lab-on-a-chip” de análisis en tiempo real, sensibles, rápidos y portátiles, que permitan la detección de diferentes analitos o microrganismos mediante la aplicación de tecnologías facilitadoras como la nanotecnología o la microfluidíca. Específicamente, el proyecto plantea abordar las problemáticas más urgentes relacionadas con la presencia de contaminantes orgánicos (PAHs), micotoxinas, biofilms bacterianos, alérgenos y microalgas tóxicas.

Los sensores portátiles ultrasensibles ofrecen grandes ventajas a la industria alimentaria, no solo porque facilitan la automatización de ensayos y su integración dentro de los sistemas de monitorización de las plantas, sino porque también permiten la detección y/o cuantificación en tiempos cortos posibilitando una actuación rápida sin precisar un período de espera como ocurre con algunas de las técnicas convencionales.

Además, a través de este proyecto, se establecerá una Red Transfronteriza de Tecnologías Sensóricas en Seguridad Alimentaria, que conforme una base sólida de colaboración entre los socios y los actores implicados en la Eurorregión, para incrementar la excelencia en la investigación e innovación en el área. Los principales beneficiarios del proyecto serán la industria alimentaria, así como las autoridades competentes y en general, los consumidores, al disminuir los gastos en sanidad pública y en retirada de lotes que no cumplen los criterios establecidos en la legislación.

 volver