• Fachada CYTMA
  • Cabecera latas
  • Frescos
  • Elaboracion atun
  • Pescas
  • lab
  • sala
  • Receta

Buscar en toda la web

CalendarioEventos

 
      
 
 
 
 
 
 
 

 


Noticias

La conserva de mejillón defiende su derecho a incluir Galicia en su etiquetado si produce con mejillón de las rías gallegas

Vigo, 1 de diciembre de 2018. El referente histórico y social que supone el mejillón gallego, Mytilus galloprovincialis, no puede concebirse sin el impulso y promoción que se desarrolló conjuntamente con la industria conservera gallega.
El origen del sector mejillonero en Galicia, tal y como se conoce en la actualidad, estuvo vinculado a los empresarios conserveros. En la década de los 40, tras el fin de la guerra civil española y por la escasez de sardina para su enlatado, se valoró el cultivo de mejillón con carácter estable gracias a la demanda existente. Este desarrollo conjunto en Galicia terminó por posicionar a España como potencia mejillonera en los años 70, que exportaba y conocía como vender fuera de sus fronteras tal apreciado producto. Debemos recordar el carácter centenario de muchas de las empresas de conservas asentadas en Galicia, que continúan hoy en día aportando empleo y riqueza en la comunidad. 

 
La excelente relación del mejillón con la industria en Galicia es histórica, no debiéndose poner en duda por el Consello Regulador de la DOP Mexillón de Galicia que, según datos oficiales de la Consellería do Mar, en 2017 certificó solo el 15,92% del total de mejillón producido en Galicia. Es decir, únicamente 42.486.690 kg han sido DOP en el año 2017 de un total de los 266.917.052 kg producidos en Galicia. 

 
Galicia, con una producción en el año 2017 de 266.917 toneladas de mejillón, según los datos del anuario de acuicultura de Galicia representa el 98% del total de la producción de mejillón de España. El consumo aparente gallego de este mejillón se estima en 222.000 toneladas, con un impacto residual de las importaciones de solo un 0,5%.  Este mejillón gallego se destina a la venta en fresco o para industria (cocederos, transformadores, etc.), en función del balance oferta-demanda, existiendo un libre mercado y libre competencia. 

 
Las importaciones de productos transformados de mejillón en la UE en los últimos años, según los datos de EUROSTAT, han seguido una estabilidad en el volumen medio e incluso disminuyeron como en el periodo 2014-2016, donde se incluirían las conservas de mejillón procedentes de Chile. Esa misma tendencia de estabilidad en el volumen medio de importación se observa en España. Así, el sector conservero gallego siempre ha apostado y seguirá apostando por el mejillón gallego como materia prima, hecho que demuestra que la práctica totalidad de las conservas de mejillón que se elaboran en Galicia emplean mejillón gallego como materia prima, cifrándose de manera continuada en los últimos años en más del 95% de media anual.  

 
Pese a lo anterior, la industria está presionada para que retire la palabra Galicia de sus conservas, aunque cumpla con el Decreto 124/2010 de la Consellería del Medio Rural y el Reglamento UE 1169/2011 sobre información al consumidor. Son productos gallegos, elaborados con materia prima gallega demostrada por su trazabilidad, pero no pueden evocar a Galicia o indicar su origen como de las rías gallegas en su etiquetado. Esto afectaría, según datos oficiales 2017, al 84,08 % del mejillón no certificado bajo DOP que se utilizase para elaborar conservas u otras preparaciones. 

 
Esta situación supondría un claro perjuicio para la información del consumidor, al desaparecer de los lineales la justa referencia sobre mejillón gallego en los citados productos. Por tanto, la industria defiende su derecho a incluir Galicia en su etiquetado si produce con mejillón de las rías gallegas. 

 volver