• Fachada CYTMA
  • Cabecera latas
  • Frescos
  • Elaboracion atun
  • Pescas
  • lab
  • sala
  • Receta

Buscar en toda la web

CalendarioEventos

 

 
 
 
 
 

 
 
 

 


Noticias

Nuevas investigaciones científicas apuntan a un cambio necesario en la evaluación que se realiza sobre el riesgo del consumo de pescado por causa del mercurio

Vigo, 27 de abril de 2017. Durante los últimos años, han sido numerosos los mensajes alarmistas lanzados a los consumidores en los que se ponía en tela de juicio el consumo de pescado por los niveles de mercurio, sin tener en cuenta la evaluación de la exposición real por parte de los consumidores. La ausencia de datos y de información científica en algunos campos, limita la correcta evaluación del riesgo y deteriora la imagen del pescado como alimento seguro y saludable, alejando al consumidor de una fuente de proteínas de alto valor biológicoy otros múltiples nutrientes con reconocidos beneficios para la salud, como el omega 3 o el Selenio, siendo precisamente el contenido en este último nutriente y su interacción con el mercurio sobre lo que pivotan los nuevos avances científicos.

Este fue el tema central de la jornada "AVANCES CIENTÍFICOS SOBRE LA EVALUACIÓN RIESGO-BENEFICIO DEL CONSUMO DE PESCADO EN RELACIÓN AL BINOMIO MERCURIO-SELENIO”, celebrada en el día de hoy en ANFACO-CECOPESCA y organizada en colaboración con la Consellería del Mar (Xunta de Galicia). Durante la jornada se analizó el marco legislativo aplicable al control de mercurio en la UE y el posicionamiento del sector al respecto. Se presentó también el proyecto SELATÚN, financiado por el Ministerio de Economía y Competitividad, en el que ANFACO-CECOPESCA trabaja en colaboración con Conservas GARAVILLA, CALVO, la Universidad del País Vasco y el Centro Vasco de Neurociencia, Achucarro. El proyecto busca recabar la mayor cantidad de información para una aproximación específica a la estimación de la ingesta de mercurio y selenio debido al consumo de atún, que permita realizar estudios de riesgo más adecuados. Asi, será posible evaluar la relación entre el consumo de atún y la mejora de ciertas patologías de elevada incidencia en la actualidad como el Alzheimer.

 

El programa contó, además, con la participación de reputados científicos, como el Dr. Nicholas Ralston de la Universidad de Dakota del Norte y el Dr. Ángel José Gutiérrez Fernández de la Universidad de La Laguna, quienes revisaron los últimos avances científicos sobre la evaluación riesgo-beneficio del consumo de pescado en relación al contenido de mercurio y selenio.

 

El Dr. Ralston, lleva años trabajando en los mecanismos de toxicidad del mercurio y cómo éste interactúa con el selenio, un elemento esencial desde el punto de vista nutricional que es necesario para la salud y el desarrollo del cerebro. Así, su grupo desarrolló el criterio de "Selenium Health Benefit Value" (HBV) que predice de manera fiable los riesgos de exposición al mercurio así como los beneficios asociados con el consumo de pescado durante el embarazo. Recientemente completó un proyecto donde estableció el HBV de más de 14.000 muestras de peces de mar y agua dulce. Está también desarrollando estudios en colaboración con otros centros de investigación internacionales sobre el papel del selenio en la resistencia a varias enfermedades víricas. Su trabajo, patrocinado por la US-EPA (Agencia Americana de Protección Medioambiental), revela que comer la mayoría de las variedades de peces oceánicos no sólo es seguro, sino que también mejora la salud materna e infantil durante el embarazo y aumenta el coeficiente intelectual de los niños.

 

A lo largo de esta jornada, Administración pública, investigadores y representantes del mundo empresarial han analizado el marco legislativo aplicable al control de mercurio en la UE y su de cara a articular posibles modificaciones en la reglamentación. Así, desde septiembre de 2015 está en marcha la fase de información pública de la propuesta de la Comisión que supone una revisión profunda y significativa de los límites máximos de mercurio en las especies de la pesca y la acuicultura, regulados por el reglamento CE Nº 1881/2006. Con los datos disponibles, se considera que hay especies pesqueras que pueden asumir una reducción de los Límites Máximos (LM), y otras para las que es preciso prever uno específico.

 

 

Para lograr ese ajuste, sin complicar en exceso lanormativa, la Comisión ha elaborado una propuestacon 4escalones; el LM por defecto de 0,5 mg/kg y el LM superior ya conocido, de 1 mg/kg), más dos nuevos LM ("LM inferior" de 0,3 mg/kg y un "LM muy alto” para casos excepcionales de 2 mg /kg, en principio pensado para el pez espada).

 

 

Si como se espera este proceso de adaptación legislativa culmina este año, la revisión de las recomendaciones de consumo, herramienta complementaria al establecimiento de LM se perfila como un trabajo de actualización necesaria de las actuales recomendaciones de la EFSA, la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria.

 

 

 

 

 volver