• Fachada CYTMA
  • Cabecera latas
  • Frescos
  • Elaboracion atun
  • Pescas
  • lab
  • sala
  • Receta

Buscar en toda la web

CalendarioEventos


 
 
 

 
 
 

 


Noticias

El proyecto saldicomm promueve la información al consumidor sobre las diferencias existentes entre el bacalao desalado y el bacalao al punto de sal

El proyecto, financiado por el fondo noruego para la investigación pesquera y acuícola; está siendo desarrollado por ANFACO-CECOPESCA en colaboración con el consejo de productos del mar de noruega.


Siendo productos en apariencia similares, el bacalao desalado y el bacalao al punto de sal presentan diferencias notables en cuanto a su proceso de elaboración, aroma, sabor, textura, composición y comportamiento en cocina, lo que muestra los beneficios de realizar una compra consciente por parte del consumidor de bacalao.

En la actualidad el mercado del bacalao en España ofrece una gran variedad de productos y procedencias así como en múltiples despieces y calidades. Desde el clásico producto tradicional de BACALAO EN SALAZÓN que puedes desalar en casa de manera sencilla siguiendo simplemente las instrucciones del fabricante, pasando por las presentaciones en congelado, hasta elaborados en conserva, ahumados, bacalao fresco, skrei, etc…


Al igual que para otras gamas de productos alimentarios, han aparecido formatos adaptados a nuevos los hábitos de vida; como es el caso del BACALAO DESALADO y el BACALAO AL PUNTO DE SAL. Estas dos denominaciones hacen referencia a dos productos que, aunque en apariencia puedan similares, presentan diferencias notables en cuanto a su proceso de elaboración, su aroma, sabor, textura, composición y comportamiento en cocina.

 

El proyecto SALDICOMM(http://www.fhf.no/prosjektdetaljer/?projectNumber=901309) financiado por el Fondo Noruego para la Investigación Pesquera y Acuícola; desarrollado por ANFACO-CECOPESCA, en

colaboración con el Consejo de Productos del Mar de Noruega, surge como una necesidad de reforzar la comunicación de resultados del proyecto SALDICOD a los consumidores, autoridades, industria y distribución.

 

Uno de los objetivos principales es poner de manifiesto la necesidad de que se incorpore a la denominación comercial del producto la mención aclaratoria AL PUNTO DE SAL O DESALADO, a fin de facilitar una compra consciente por parte del consumidor.

 

Esto surge tras haberse constatado que el consumidor medio, no sólo desconoce las diferencias entre estos productos, sino que sería incapaz de diferenciarlos en el momento de compra si no se aporta la información adecuada. Sin embargo; cuando el producto ha sido cocinado, el mismo consumidor es perfectamente consciente de las diferencias en sabor, aroma y textura entre ambos tipos de bacalao.

 

Este proyecto, a través de la elaboración y difusión de materiales técnico-divulgativos y publicitarios pretende hacer llegar al consumidor las diferencias entre estos productos de una manera adecuada.

 

Un ejemplo de esto son las 5 claves sencillas para la diferenciación y selección consciente del tipo de bacalao que más se adapte al gusto del consumidor:

 

 
 
FÍJATE EN LA ETIQUETA

Es probable que no los puedas reconocer a simple vista. Fíjate en el nombre del producto sobre la etiqueta, donde se especificará si se trata de BACALAO DESALADO o AL PUNTO DE SAL.
 
EL COLOR NO ES CONCLUYENTE

El color predominante es el blanco. En ocasiones los tonos amarillentos asociados al bacalao madurado pueden no ser claramente visibles.
 
POR LA CANTIDAD DE SAL NO LOS RECONOCERÁS
 
Los niveles de sal son muy similares en ambos tipos de bacalao, y este dato no te servirá para diferenciarlos.
 
CONTENIDO EN AGUA Y PROTEÍNAS

El bacalao al punto de sal contiene más agua y menos proteínas que el bacalao desalado, además cuando lo cocinas, tiende a soltar más agua.
 
EL GUSTO TIENE MUCHO QUE DECIR
 
El bacalao desalado tiene una textura más firme y un aroma y sabor más intensos, mientras que el bacalao al punto de sal es más suave.
 
 


                             

 volver